Diversidad publicitaria: ¿Acaso estás cayendo en la monotonía?

2022-03-08
Diversidad publicitaria

Existen muchas maneras de publicitar un producto o servicio, dado que influyen muchas variables como el target, el sector, el mensaje, etc; para determinar si es mejor un canal u otro. Es decir, la diversidad publicitaria surge a raíz de la necesidad de las empresas por no caer en la monotonía.

Depender de un solo medio publicitario para dar a conocer tu marca es un grave error, así como también lo es querer estar en todos.

En general, es recomendable variar y testear formatos, canales, tendencias, estilos y cualquier innovación que sirva para romper el molde.

¿A qué se refiere la diversidad publicitaria?

Tal como su nombre lo indica, se trata de la variedad de publicidades. Desde las herramientas más tradicionales, hasta las más modernas tienen cabida en este concepto.

La intención siempre será la misma, que el consumidor ejecute una determinada acción, pero la manera de conseguirlo es plural.

La diversidad publicitaria ofrece múltiples opciones para que las marcas divulguen sus ideas comerciales. La posibilidad de probar una nueva promoción es latente y abierta para quienes quieran experimentar.

Y se necesitará mayor o menor combinación entre los formatos publicitarios, de acuerdo a los resultados que arroje cada uno.

Tipos de publicidad: ¿Cuántas aplicas?

¡Al grano!, la diversidad publicitaria se basa en los diferentes tipos de publicidad. A continuación te explicamos los más relevantes.

  • Publicidad impresa

Consiste en la publicidad que se imprime en revistas, periódicos y folletos. Es un medio físico y palpable el cual se caracteriza por tener un índice de fidelidad alto.

En la actualidad no es tan usado como antes, sin embargo, no ha sido erradicado en su totalidad, aún tiene incidencia.

  • Publicidad en radio y televisión

Otro tipo de publicidad es la que se difunde por radio y televisión. Se refiere a la típica propagación de mensajes a públicos generalizados, aunque existen posibilidades de segmentar.

En este caso se destacan los patrocinios y los spots, ya que los costos de producción son elevados.

  • Publicidad exterior

Vallas, carteles, luminosos, pancartas, son solo algunos ejemplos de esta clasificación. Lleva por nombre “exterior” porque se ubica en lugares públicos y es de bastante proximidad al potencial cliente.

La mayoría de los anuncios de este tipo son planos visuales, pero existen otros que incluyen imagen y sonido.

  • Publicidad online

Esta opción nace a partir de Internet y es de las más usadas hoy día. Abarca múltiples modelos publicitarios como banners en sitios web, ads en redes sociales, anuncios pagos en buscadores, entre otros.

La precisión para segmentar y medir resultados en la publicidad online ha sido de los beneficios más importantes, que la ha posicionado como la favorita del momento.

  • Publicidad telefónica y email

Aunque se crea lo contrario, el teléfono móvil y el correo electrónico aún son medios vigentes para publicitarse. De hecho, siguen usándose como contactos en frío para captar nuevos clientes.

También se emplea para fidelizar antiguos consumidores, y realizar retargeting. La intención es conquistar al lead sea por voz o por texto.

¿Cómo saber si estás siendo monótono?

La falta de variedad produce aburrimiento, es por ello que la diversidad publicitaria es una excelente oportunidad para no caer en la monotonía.

¿Cómo saber si ya caíste? Lamentablemente habrá sucedido si presentas los siguientes síntomas.

  • Publicitas tu producto o servicio en un solo canal.
  • Tu marca tiene presencia en una única plataforma (sea física o virtual).
  • Te aferras al mismo formato de siempre para promocionar todos tus productos.
  • No piensas fuera de la caja.
  • Tu audiencia no reacciona igual que antes porque lanzas anuncios idénticos.
  • Muestras uniformidad en todas las campañas, ninguna presenta mayor cambio.

¿Qué tipo de publicidad le conviene a tu empresa?

Ya dijimos que un único tipo de publicidad no es conveniente, pero ejecutar todos tampoco. ¿Entonces? pues va a depender del objetivo publicitario, el target al que te diriges, el tipo de producto, el sector empresarial al que perteneces y una larga lista de factores claves. Todos se establecen en un plan de marketing, ¡y ocurre la magia de la diversidad!

Por ejemplo, la publicidad online es ideal para las marcas cuyos potenciales clientes pasan horas sumergidos en Internet.

También funciona perfecto para negocios digitales que ofrecen sus servicios en estas plataformas. Ahora bien, la publicidad en radio y televisión sigue siendo efectiva para promocionar productos genéricos y funcionales para todo público.

Conclusión

En definitiva, la finalidad es no enfocarse en un único formato publicitario y discriminar al resto. La mezcla entre varios hará más efectiva la conquista de los consumidores, mejorando así la conversión y rentabilidad de tus campañas. Arriésgate, prueba y quédate con los que mejor resultados te ofrezcan.

La diversidad publicitaria es una gran arma si la usas a favor.

Settings
Abrir chat
¿te ayudo?
Hola!!! ¿te ayudo?